agente de limpieza

Agentes de limpieza usados en cosmética

Esta nota la dedicamos a los principales agentes de limpieza usados en cosmética.
Este es un tema amplio, por lo que la intención es brindar información básica para poder diferencia entre jabones, tensoactivos tradicionales y nuevas tendencias.

Jabones

Tradicionalmente llamamos jabones a aquellos productos que dentro de sus ingredientes incluyen sales de sodio y potasio de ácidos grasos. Ejemplos, son los jabones en pastilla o barra.
Estas son quizá las primeras formulaciones empleadas para limpieza de la piel mediante enjuague, con una alta eficiencia en la eliminación de suciedad y grasa pero con la desventaja de ser irritante para la piel.
Los desarrollos recientes mantienen el principio de la saponificación pero incluyen además ingredientes para humectar e hidratar la piel al mismo tiempo que eliminan la suciedad. Por esto los encontramos con extractos naturales, glicerina, aceites vegetales que cumplen esta función hidratante y reparadora de la piel haciendo un gran esfuerzo para contrarrestar el potencial daño al manto hidrolipídico natural de la piel.
Por esta razón, cuando en el etiquetado de un producto vemos la leyenda «libre de jabón» significa que como agente detergente no emplea el mecanismo utilizado en la formulación de jabones y por tanto no contiene sales de sodio y potasio asociadas con la irritación de la piel.

Tensoactivos utilizados en cosmética

Los productos de limpieza tanto de piel como cabello incluyen en su formulación componentes denominados tensoactivos que tienen la función de
  1. Detergente
  2. Humectante
  3. Espumante
  4. Solubilizante

Dentro de la misma formulación cumplen la función de lograr la mezcla de los componentes que normalmente no son miscibles, esta es la función como emulsionantes.

A nivel de la piel o el cabello esta función emulsionante también se manifiesta, permitiendo que la grasa y suciedad que pueda estar presente pueda mezclarse con el agua y pueda ser eliminada durante el enjuague.

Sulfatos

Luego de los jabones, estos han sido los tensoactivos más utilizados por el alto poder de la remoción de suciedad incluida la solubilización de grasa, así como la abundante formación de espuma que inclusive llevó a pensar por mucho tiempo que el poder de limpieza radicaba en la espuma lo cual no es correcto.

El Lauril sultato de sodio ha sido empleado en productos de limpieza por muchos años, con una buena capacidad para eliminar suciedad y la formación de abundante espuma pero con la desventaja de ser irritante para la piel y alteración de las capas de ceramidas tanto el piel como en fibras capilares.

De las características de este compuesto ha surgido la tendencia en Marketing de utilizar la afirmación «Libre de sulfatos» en muchos etiquetados de productos, pero lo que debe ser claro para el consumidor es que no todos los tensoactivos que contienen sulfatos son ser irritantes.

Nuevas alternativas en tensoactivos

La industria química ha continuado con el desarrollo de nuevos productos que cumplen con esta función y puedan ser empleados en la industria cosmética de una manera más segura para el usuario, el medio ambientes y en cumplimiento con las regulaciones.

A continuación algunos ejemplos de estas nuevas alternativas que encontramos en productos de aclarado o enjuague.

Tensoactivos de origen natural

La mayoría de los nuevos tensoactivos con compuestos que tienen su origen en materias primas naturales que ya contamos la industria, por lo que pueden contar con la certificación de natural y además la reivindicación de no irritante.
Un ejemplo de esta categoría es el  Coco-glucósido que se obtiene a partir del coco y glucosa. En el etiquetado del producto aparece como coco-glucoside por ser la nomenclatura internacional para ingredientes cosméticos.
Puede ser usado como agente limpiador, formador de espuma en productos para limpieza tanto de rostro como cabello especialmente para piel sensible y productos para uso pediátrico.

Tensoactivos sintéticos no irritantes

Desarrollados mediante síntesis química, también son una alternativa a los tensoactivos tradicionales. Logran mantener la funcionalidad buscada con estos excipientes pero sin la irritación a piel o cabello.

Ejemplos de estos tensoactivos son el sodium cocoamphodiacetate y sodium cocoamphocetate, ambos empleados como emulsionantes y limpiadores.

Tienen la ventaja de mantener la formación de espuma por lo que se mantiene el sensorial característico en productos de aclarado sin ser irritantes para la piel.

Importancia del etiquetado

Nuestra recomendación final para los consumidores es revisar detenidamente la sección de ingredientes de los productos que utilizan para limpieza de piel y cabello.

En esa sección entrarán todos los componentes del producto en una nomenclatura denominada INCI, no es un error que no esté en Español sino que es un requerimiento internacional.

Si tienes una consulta específica sobre los agentes de limpieza o tensoactivos que contiene el producto que usas o si es apropiado para tu piel escribe a consultas@apoderma.com

Dra. Cristina Prado – Farmacéutica Máster en Dermocosmética

Comience a escribir y presione Entrar para buscar

Carrito de compras
hol